Tal día como hoy, Cristóbal Colón (o Christopher Columbus) pisaba el nuevo continente América (aunque no fue el verdadero descubridor) y españolizaba a personas con unas culturas distintas. Por así decirlo, consiguió imponer el castellano en casi todo un continente. Quiero hablar de aquellos inventos que tienen el sello de habla hispana, que marcaron mucho, aunque se inventaran después de las Independencias de éstos. Uno por cada país que perteneció al Imperio español.

Ecuador. José Aurelio Dueñas inventó un método para que los colores se fijaran en los tejidos, se tiñera la ropa.

Colombia. Jorge Reynolds sí que sabía. Inventó en 1958, atención: el primer marcapasos para llevar dentro del cuerpo. Es que antes eran enormes y había que llevarlos fuera.

México. Guillermo González Camarena inventó el sistema tricromático secuencial de campos en 1939-1940. Lo que en pocas letras significa ¡TELE EN COLOR! ¿Patentado? Yep, en 1942 pero en España llegó a partir de 1972 con los Juegos Olímpicos de Múnich.

Venezuela. Ole tú, Jacinto Convit. Curaste a muchos con tu vacuna contra la lepra y te llevaste el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica de 1987.

Paraguay. No encontraba nada hasta que descubrí “Somos”. Para que las mujeres puedan echar una meadita sin contraer infecciones en baños públicos, ¡DE PIE!

Argentina. El magiclick (1963). Que quizás con ese nombre no os suena, pero sin duda es más seguro que una cerilla. ¿Nada, no sabéis qué es? Es el encendedor que con un click hace chispa y puede prender el gas para poder cocinar. Gracias Hugo Kogan. Si no hubiera sido por ti, cocinar sería otra cosa.

1476203443853-1545155313

Magiclick, invento con el cual hay unos centímetros más de margen para no quemarnos. Fuente: magiclick.com.ar

Chile. Ramón Unzaga Asla, nacido español, nacionalizado chileno, inventó “la chilena”. Sí, amigos, la jugada de fútbol para marcar de espaldas a la portería la inventó un chileno (como cabía esperar) y fue en 1914, mucho antes de lo que os pensabais.

1476203504523-1731786142

Ramón Unzaga Asla con tooodas sus medallas. Fuente: Wikipedia

Perú. Pedro Paulet inventó muchas cosas relacionadas con la aeroespacial. Una de ellas, el motor-cohete espacial de combustible líquido a finales del siglo XIX.

Bolivia. El tiki-taka. Nada relacionado con el fútbol ni con el sexo. Es el juguete ese tan ruidoso que se compone de dos bolas de plástico unidas a una pieza mediante dos cuerdas y que hay que golpearlas arriba y debajo de la mano. Yo tengo uno en casa que compré en Ale-Hop. Su inventor se llamaba Javier Claros y lo logró en los años 70.

Honduras. Poquito hay de aquí. Pero Brayan Salazar en 2015 inventó algo que para muchos es como energía vital: cargador de móvil sin conexión a la red. ¿Cómo entonces? Con energía eólica. Más vale que como poco haya viento.

Costa Rica. El motor de plasma. Como lo lees. Franklin Chang Díaz lanzó al mercado en 2010 un motor para un cohete que gaste lo mínimo, usando el cuarto estado de la materia, el plasma. Y así llegar a Marte y más allá.

Guatemala. Luis Von Ahn (sí, es guatemalteco) inventó eso que joroba mucho cuando entras en una web hipersegura: el Captcha. Imágenes que contienen letras que un humano sabe leer pero no un robot y así poder evitar falsos usuarios. Tiene una gran historia este invento de la cual dio una charla en TED su inventor.

14762036277631094520132

Captcha que describe nuestro “amor” hacia él. Fuente: OhMyGeek!

Uruguay. Gran invento para saber si las mujeres tienen cáncer de mama: la mamografía. Su inventor fue hombre, Raúl Leborgne, pero eso no importa, porque sirve para predecir una enfermedad grave.

-República Dominicana. Descubierto en un periódico vuestro. José y Miguel Ortiz, Hoyma Mazara y Manuel Arturo Juan que han inventado un dispositivo para pintar y secar las uñas.

Cuba. Aunque su invento no es muy bonito, José Roque Hernández, creó un disparador automático de bombas de dinamita. Se probó por primera vez en 1896.

España. Ni la fregona, ni el submarino, ni el chupa-chups, ni el teleférico, lo que de verdad es un inventazo ibérico es la calculadora digital. ¡Ese Leonardo Torres Quevedo se merece una ola, oeee! Blaise Pascal inventó un trasto que calculaba con ruedas y engranajes pero éste otro en 1914 chapó (aunque, la verdad, no era muy pequeña). Para mí es muy útil porque los que estudiamos Bachiller científico la necesitamos en Matemáticas y Física y lo mejor, es que ahora cabe en la mochila. Y luego, para divertirnos, el futbolín. Si no hubiera sido porque Alejandro Campos Martínez viera a muchos niños heridos que se quejaban de que no podían ir a jugar a fútbol, en los recreativos habría más billares y air hockeys de lo normal. Lo duro de esta historia es el año en el que se inventó: 1936 (plena Guerra Civil).

1476225916895-1229453064

Primera calculadora digital; no la llaméis trasto, llamadla antigua. Fuente: Portal fuenterrebollo.

No he incluido El Salvador, Panamá ni Nicaragua porque no he encontrado ningún invento que construyera alguien de ahí. Con todos mis respetos a vosotros, si alguno conoce algún invento de su país de los que acabo de nombrar, por favor, decídmelo en los comentarios.

Pasad un buen día.

Fuente de la imagen de artículo: planeta.eldesmarque.com (Imagen de la serie “El Ministerio del Tiempo”, actor Joan Carreras interpretando a Cristóbal Colón).