Si creíais que el título de la entrada iba con segundas, habéis acertado. Pero me di cuenta de que sonaba mal, después de intentar incluir tres fuerzas de contacto de forma sublime. Así que, padres y madres, estad tranquilos; vuestros hijos no está aprendiendo cómo usar un vib…

Vamos a ver cuáles son.

La fuerza “normal”. Se llama así porque siempre es perpendicular al plano. Si dejamos algo sobre una mesa, por ejemplo, el móvil, éste hace una fuerza sobre la mesa. Pero como ya hemos visto, la 3ª Ley de Newton se debe cumplir sí o sí. La mesa hace una fuerza sobre el móvil igual y opuesta. Ésa, se llama la normal y se escribe “N” (no se debe confundir con la N de Newtons). En los planos inclinados N ≠ P, más bien es N = Py. Pero eso ya lo veremos mañana.

La de rozamiento (FR). Ojo con ésta. Para calcular la fuerza de rozamiento se hace lo siguiente: N · µ. Eso del final es una letra griega que significa “coeficiente de rozamiento”. No tiene unidades y su valor está entre 0 y 1. Hay dos tipos de coeficientes de rozamientos: el estático (para “arrancar” del suelo un objeto para moverlo) y el cinético (para conservar el movimiento). Ambos son válidos para la fórmula de arriba.

La tensión. Ésta es un caso aparte. No tiene una fórmula específica de calcularla, pero ya veremos su situación mañana (sí, mañana será un día muy especial). La tensión (T) es la fuerza que hacen cuerdas tensas. Como las cuerdas unen dos objetos, habrá una tensión a favor del movimiento y otra, en contra.

Pues nada, hoy he sido breve. Pero mañana viene lo gordo…

*La imagen destacada es de “decowoerner.com” y ha sido modificada por mí.