Hace unas semanas, estudiando para un examen de Tecnología Industrial (ojo, que es industrial) me topé con una supuesta anomalía en un apartado de “Estructuras cristalinas”. Veamos si encontráis algo raro aquí:

 

Screenshot_2017-02-26-12-45-12

¡Chan, chan, chaaaaaaan! ¡Oh no, pero ¿qué está pasando aquí?! (Muchos quizás os hagáis la pregunta en serio).

Pone “Los líquidos tienen volumen casi constante”. ¿Pudo haber sido un error de la editorial y ese “casi” iba en otro lado? Eso quería saber, aunque obviamente no lo pregunté así. Este es el mensaje que envié.

mensaje volumen

Y un tiempo después, concretamente algo más de una semana, recibí una respuesta. Ya está todo aclarado y puedo morir en paz…

Me dieron una explicación y quiero contárosla para que aprendáis la cruda realidad.

Hay dos tipos de líquidos: ideales y reales. Los ideales son simplificaciones de los reales, los cuales tienen una mecánica muy complicada. Una de las características de un líquido ideal es que es incompresible. Dicho de otra forma: ni de coña se puede reducir su volumen. Y esto es lo que pone en los libros. Pero lo ideal es como una sociedad utópica: no se puede dar el caso de que ocurra eso (bueno sí, hay excepciones en cuanto a “ideal”). Los líquidos se rigen por características inevitables y aunque sea poco, el volumen de un líquido se puede comprimir y no morir en el intento.

¿Por qué se puede comprimir un poco? Me contestaron textualmente esto:

“De acuerdo con la teoría cinético-molecular, las partículas que componen un líquido están muy juntas (la distancia que las separa es pequeña en relación a su tamaño), debido a que las fuerzas de atracción entre ellas son intensas. A estas distancias, las fuerzas de repulsión y de atracción son del mismo orden de magnitud, y apenas es posible aproximar más las partículas”.

parque bolas

Las piscinas de bolas simulan el comportamiento de los líquidos. Si te apoyas sobre las bolas sin hundirte, se comprimirán un poco. Fuente: “finalistas-concurso2008.magazinedigital.com”.

Esto no significa que podáis bombardear a las editoriales de libros de texto para que resuelvan vuestras dudas, porque para eso están los profesores. Pero pienso que si tenéis una duda de un libro y vuestro profesor no os la aclara, podéis buscar en internet; pero si aun así no encontráis la respuesta, la mejor solución es preguntarle al que escribió eso. Además, todo se tiene que hacer con educación y tal…

Bueno, en fin, espero que esto os haya servido para aprender algo real y no ideal.