Recientemente ha salido en el cine “Ant-man y la avispa”, la segunda parte de “Ant-man”.

Y en este post voy a analizar esta película, haciendo referencias a la primera parte pero centrándome sobre todo en “Ant-man y la avispa”. PUEDE CONTENER SPOILERS DE “ANT-MAN Y LA AVISPA”.

¿Cómo funciona el traje de Ant-man?

Las partículas Pym, probablemente sean una sustancia capaz de actuar en las fuerzas de interacción de los átomos/moléculas. La materia está compuesta de átomos que se agrupan en moléculas pero entre ellos hay muchos espacio desaprovechado, como en las playas cuando hay muchas toallas pero no cabe la tuya, aunque sí la sombrilla.

Hay 5 magnitudes importantes que debemos tener en cuenta respecto a este personaje: masa, volumen, densidad, peso, y presión. Según nos cuentan en “Ant-man”, las partículas tienen la capacidad de reducir la distancia atómica y aproximar los átomos, haciendo más pequeño el objeto/persona/animal que reciba su dosis. La masa sigue siendo la misma. Si Scott pesa 100 kilogramos con el traje, siempre que no adelgace, pesará eso, gigante, tamaño crío, normal o tamaño borrower. El volumen ha disminuido, porque ahora tiene otro tamaño y eso significa que su densidad ha aumentado. Unos músculos más densos, significa que es más fuerte y por eso dice Hope “eres como una bala”. Pero tiene que saber pegar. Todo bien por ahora. Pero la película se autocontradice, por desgracia.

PESO = MASA · GRAVEDAD

PRESIÓN = PESO / SUPERFICIE

Su peso va a seguir siendo el mismo, porque como he dicho antes, su masa no ha cambiado y la gravedad (bueno, está en la Tierra, puede haber variaciones según su latitud, pero na’), tampoco. A diferencia del peso, la presión ha cambiado. Ahora hay un gran peso sobre unos piececitos que van a provocar una gran presión. Hay muchos materiales que simplemente se romperían o le harían hundirse, incluso siendo sólidos, como la arena. Y recordemos que su peso es el mismo. ¿Puede alguien sostener 90 kilogramos con una mano, por ejemplo en la escena que camina por una pistola? Mola muchos ver escenas en las que cosas grandes se hacen pequeñas y cosas pequeñas se hacen grandes, pero ni las primeras se podrían mover con tanta facilidad (el laboratorio entero de “Ant-man y la avispa”) ni las segundas hacen tanto daño (el tren de “Thomas y sus amigos” aplastando un coche de policía).

laboratorio antman 2

¿Toneladas arrastradas como si nada? Recordad que la masa es la misma que en tamaño original. Fuente: tráiler de “Ant-man y la avispa”.

Lo mejor que podemos hacer es olvidar que Ant-man es muy complicado que sea real, porque la mayoría de las escenas no podrían ocurrir, como circular por una tubería, pesando 100 kilos y no romperla y disfrutar de sus películas. Algunos también hablan sobre su fisionomía, pero voy a pasar a otro tema.

 

Un mundo en el que el espacio y el tiempo son muy diferentes

“Ant-man y la Avispa” nos mete de lleno en el peligroso y extraño mundo cuántico. La única forma que tuvo Janet (la mujer de Hank) de desactivar un misil hace muchos años fue haciéndose subatómica y así poder traspasar el metal. Vivió durante años en el mundo cuántico alimentándose de lo que encontraba y rigiéndose de las leyes de la mecánica cuántica. Una de las cosas que llamó la atención fue el entrelazamiento cuántico. Es algo real, que sucede entre partículas solamente pero aquí sucede a escala “macro-micro”. O sea, Scott en tamaño grande puede comunicarse con Janet en tamaño mini y hacerse un “sense8”, y así lo vemos en una escena en que la que habla es Janet en el cuerpo de Scott.

El entrelazamiento cuántico es real. Se trata de una propiedad por la cual dos partículas se pueden “comunicar” a distancia. Lo explica muy bien en este vídeo Javier Santaolalla de “Date un voltio”. En caso de que se pudiera hacer micróscopica a una persona, por ahí no van los tiros con el entrelazamiento cuántico en lo que a “hola, mi garbancito, soy mamá” se refiere.

Cuidado con los campos de tardígrados

En “Ant-man y la Avispa”, en la reconquista final, hay un momento en el que vemos a Hank rodeado de unas criaturas que parece que quieran atacar a la nave. Y os preguntaréis, ¿qué son? Pues el nuevo bichito de moda: los tardígrados. Son animales microscópicos (no bacterias) o muy pequeños (los adultos) que sobreviven a lo que se les ponga a tiro. Sin agua, alta presión, alta temperatura, vacío, en un ambiente con radiación ionizante… Viven en ambientes húmedos como los musgos o hasta en los oceános. Salvo que tenga un mar o musgo dentro del laboratorio, y lo dudo mucho, los tardígrados no se podrían observar. No vuelan tampoco, por lo tanto, no los vería.

ant-man-the-wasp-quantum-realm

La nave de Hank y un tardígrado. Fuente: brainstomping.com.

 

ESPERAD, NO OS VAYÁIS… Ya sé, que hacía meses que no subía nada pero he estado ocupado y con un horario muy rutinario en julio. Estuve días sin inspiración y probablemente me cueste un poco continuar con el ritmo que llevaba antes del parón. Por eso, pido disculpas por haberos “abandonado” durante muchas semanas. Estoy abierto a sugerencias para nuevos posts. Un saludo. Os quiero, mis lectores.

La imagen destacada es de: gfycat.com.