Como todos los años, por estas fechas publico un post sobre “Cabrón del Año”. Lo inicié en 2016 con el pimiento fantasma (muy bestia comparado con los posteriores) y el Fantasma de Pepper. En 2017, se trataba de hacer perder el equilibrio a alguien sin tocarlo. Y este año toca cómo encadenar a tu mejor amigo a un poste… ¡¡¡sin cadenas!!! Ojo, es “Cabrón del Año”, no “HDP del Año”. No se debe hacer con malas intenciones y sobre todo, no ridiculizar ni abandonar al amigo. Por favor, no se lo hagáis a alguien con motivo de bullying y luego llamarle abrazafarolas. Eso está muy feo. Solo a amigos y de buen rollo (Y NADA DE GRABAR PARA EL RECUERDO).

Pues este año, el “Cabrón del año 2018” parte de la premisa siguiente: no podrá desengancharse de un poste sin usar nada más que su cuerpo. Una trampa muy sencilla… ¿o no tanto? Planteado a modo reto, solo se necesita un poste o cosa-que-parezca-poste que pueda ser rodeado con las piernas. Descartamos árboles mileniarios (salvo que vuestro amigo sea Slender Man). Un simple palo de señal de tráfico, un árbol de tronco menos grueso o una barra tipo bombero de un parque. Lo que no, es un semáforo o farola, no os vayáis a quedar sin amig@ por un calambrazo (quién sabe si hay un cortocircuito dentro).

Vamos a coger un vídeo de ejemplo. Estos son los pasos que debéis saber para que podáis indicarlo a la persona que va a hacer el reto.

reto palo 1

La pierna derecha la contornaré en rojo, y la izquierda en verde. La roja (D) rodea el poste. La verde (I) se pone por debajo de la roja, sin rodear al poste.

reto palo 2

Ahora hay que bajar hasta que su hermoso culito esté entre sus pies (no tiene porque tocar el suelo). Como veis en el pie derecho, ambos deberían estar girados, es decir, apuntando hacia abajo la parte externa y superior de cada uno, dejando hacia arriba las plantas (el pie rojo está demasiado pintado, lo sé).

Ahora hay que decirle: “levántate y anda o ríndete”. No durará más de 10 minutos intentándolo.

¿Por qué es tan difícilmente difícil desengancharse de ahí? Es por culpa de la biomécanica. Nuestro cuerpo está hecho de forma que la única manera de levantarnos sea apoyando las plantas de los pies. Hacemos fuerza contra el suelo, y éste nos la devuelve pudiendo levantarnos (3ª Ley de Newton). Pero estamos en una terrible posición: enrollados a un poste que no se puede tumbar, con una pierna sobre la otra y las plantas hacia arriba. Además nuestro culo está en parte sobre nuestras piernas, por lo que poca fuerza podemos hacer con ellas (incluso se le pueden dormir las piernas…).

Hay dos alternativas para salir de esta absurda trampa sin ser Steve Rogers:

d84ce3e6-9169-4259-9f2d-7ab8f89a628c

Igualmente, esto no parece una buena idea… Fuente: “playbuzz.com”.

O usan la fuerza de sus músculos superiores para trepar el poste, esto sería tener unos buenos bíceps y abdomen (pero muy buenos, desde luego). O por el contrario, cuando pidan que los saquéis de allí (hacedlo, por favor), descruzad la pierna izquierda hasta que salga de debajo de la derecha y ya pueda desenrollar la derecha del poste.

Insisto: los posts de “Cabrón del Año” son para divulgar ciencia. Como mucho, podéis ofrecerle el reto a un amig@ de confianza, (sobretodo si se cree un “machote” o “hembrota”). Entended el sarcasmo de estos posts. Es de los pocos retos de internet en los que es menos probable lesionarse seriamente. Y recalco una cosa más: si sabéis que vuestro amigo tiene problemas en los pies (y se suele quejar cuando hace un mal movimiento), ni se os ocurra ofrecérselo.