Hace tiempo que no subo post por aquí eh. Bueno, aquí estoy una vez más para traeros ciencia. A continuación os contaré lo que pasó el otro día en un pueblo de Granada (España) llamado Cogollos de Guadix (cuyo gentilicio es cogollero).

Imaginaos la situación: ves unas luces en el cielo y pasado un rato se oye un ruido y se rompe un tejado. Llegas allí y solo hay tejas por el derrumbamiento del tejado. ¿Qué puede ser? Respuesta magufa: son ovnis. Respuesta científica: mmmm…

x-files

Fuente: “giphy.com”

Empecemos una nueva sección: “Los Expedientes B” (de Bits&Science). ¿Qué puede haber sido, ahora en serio? Si algo ha roto el tejado y no había nada exótico luego, hay dos posibles explicaciones: no era materia sino energía/plasma/estado de la materia no sólido, o es un montaje para que vayan los medios de comunicación allí. Con esto quiero decir, las luces y el boquete de la casa no tienen correlación. Recordad que el caso Vallecas, al final resultó ser un montaje. Leed aquí si queréis saber más de eso: https://hipertextual.com/2018/09/veronica-poltergeist-expediente-vallecas-cuarto-milenio

Sabiendo que son luces lo que se vio, debían tener mucha energía esos objetos. Quiero recalcar una cosa: OVNI ≠ alienígena. Un OVNI es un objeto volador no identificado, por lo que cualquier cosa que veáis volar y no sepáis qué es, se llama OVNI. Hasta que averiguáis qué diantres es, entonces ya le podéis llamar por un nombre menos genérico. Por eso, cuando lo vieron dijeron que eran OVNI, y no por eso hay que reírse de ellos. PORQUE NO SABEN QUÉ ES.

Dicho esto, ¿qué se ha dicho que PODRÍA ser? Una forma de energía eléctrica llamada “centella” o “rayo globular”.

rayo-globular

Esto es una foto de una recreación experimental de lo que según los científicos sería un rayo globular. Fuente: “meteorologiaenred.com”.

Una centella ocurre porque… no lo sé. De hecho, nadie lo sabe. Es uno de esos fenómenos meteorológicos con varias posibles explicaciones pero no se ha dado aún con nada en concreto. La primera vez que se grabó fue en enero de 2014, aunque ha habido avistamientos desde hace años (abajo hay un mapa hecho por mí donde se ven algunos puntos del planeta marcados). Hay muchísimas hipótesis y esto se haría eterno así que solo contaré 3, las más fáciles de entender:

Un núcleo cargado eléctricamente. Casi como un átomo gigante y luminoso. Hay un núcleo con carga positiva y una delgada capa de electrones alrededor. Entre ambos hay un vacío y un campo electromagnético que ejerce una fuerza en los electrones que impide que colapsen contra el núcleo.

Y el anillo giratorio pa’ cuándo? Que no son esferas, son toroides de plasma girando. Y para ello, Clinton Seward recreó unos en un laboratorio con un arco eléctrico, lo que podría apoyar su teoría. Pero solo se forman bajo ciertas condiciones. Y la gran pregunta es, ¿cómo se forma eso en la naturaleza?

toroide centella

Foto de un posible rayo globular, que más que una pelota es un donut. Fuente: “researchgate.net”.

Materia de Rydberg. Esto es un estado de la materia formado por átomos de Rydberg: átomos en un estado excitado (nivel energético mayor al que le tocaría) con un electrón con un número cuántico principal muy grande. Esa ‘n’ que representa la posición del electrón (1, 2, 3, 4, 5, 6, 7…). Esta materia puede ser creada durante un fenómeno eléctrico y las centellas son átomos excitados y condensados (apelotonados).

Otras hipótesis hablan de nanobaterías, plasma flotante, una cavidad con microondas en su interior y hasta agujeros negros (primordiales).

¿Qué se sabe de ellas? Buff, son peor que los gremlins. Son capaces de atravesar ventanas, se pueden ver de día, las hay de varios colores, algunas se forman en edificios, desaparecen sin hacer ruido o haciéndolo. Además, se dice que huelen a azufre u ozono. Suelen aparecer en tormentas (aunque aquel día no hubo en Cogollos de Guadix y pueden ocurrir en otras condiciones meteorológicas). Tal vez deberían sacar un manual de supervivencia contra las centellas porque… tela marinera. Pero siempre podéis usar el truco de El Cigala:

atrásgyazo

¡Atrás! Fuente: “cursobloggers.com”.

¿Por qué no puede haber sido un meteorito o fragmentos de éste? Porque los meteoritos dejan rastro desde gran distancia y no fue detectada ninguna estela desde ningún observatorio. Además al caer hace un estruendo y las luces que se vieron eran silenciosas.

chelyabinsk-meteoroid-2

En 2013 cayó un meteorito en Rusia. Fijaos en la estela que va dejando a su paso. Fuente: “esmateria.com”.

Vale, pero ¿y si no era una centella, sino otro fenómeno igual de raro y desconocido, no registrado hasta ahora? A saber… Lo que está claro es que por lo que veréis en el mapa de abajo, acojonan un poco.

Nos vemos pronto, asegurado.