En este nuevo vídeo en mi canal os cuento algo que podría parecer imposible pero se hizo: transmitir videojuegos por la radio. Literalmente por la radio, nada de paquetes como los de Amazon. De forma que tú, tranquilo y de chill podías grabarlo en tu casa y jugar luego con él. No os doy más detalle, mirad el vídeo y disfrutad.

Para saber más:

Los cassettes fueron un medio bastante utilizado durante los años 70 y 80 para grabar audio y videojuegos. Su hermano era el VHS para vídeo. Los cassettes eran analógicos cuando se lanzaron en 1962. La gente los compraba pero también los copiaba y no era delito ni eso ni venderlos luego (hasta lo veían bien algunas discográficas). Eso sí, la calidad no sería la misma.

Tenía muchas pegas jugar con uno de esos, entre otras cosas, porque había que esperar unos 10 minutos hasta que el ordenador lo leyera y lo cargara en su RAM para poder jugar; y emitía unos ruidos muy terribles, de los que se aprovecharon las emisoras de radio para transmitirlos sin vaselina para tus oídos. Una vez acabado había que rebobinarlo, y es algo que las personas de más de 35 años sabrán muy bien.

Los cassettes ya no se venden de primera mano, pero sigue habiendo nostálgicos coleccionistas y gente que no quiso pasar al CD, el sucesor del cassette. Hay que ser muy masoca para tener morriña de algo tan lento y ruidoso. El cassette analógico tuvo mucho éxito durante los años 70 y 80, no como los digitales (cinta de audio digital y cassette compacto digital) que a los pocos años de nacer se vieron asfixiados por el CD, que cada vez estaba más de moda. Y esto es sobretodo porque no necesitaba ser rebobinado tan hábilmente ya que no era de acceso secuencial sino aleatorio.

Los videojuegos de cassette eran los juegos de PC de la época: no estaban hechos para una videoconsola en concreto, sino para microcomputadoras como la Commodore 64 o la BBC Micro. Mi padre, por ejemplo, tenía una con la que creaba banderas, programando los píxeles para tener colores. En informática, los cassettes fueron sustituidos por disquetes antes que el CD le quitara su puesto a este otro.