En este nuevo vídeo, os resolveré una duda existencial que alguna vez habrá circulado por vuestros sesos en los peores momentos con máquinas expendedoras: por qué se tragan el dinero o por qué no se lo tragan. Os dejo el vídeo para que lo disfrutéis.